Cómo subir la vitamina D

Entre todas las vitaminas que el cuerpo requiere, la vitamina D es una de las más esenciales para la salud. En ese sentido, si tienes bajos niveles de ésta, de seguro te estarás preguntando cómo subir la vitamina D.

Esta vitamina nos proporciona muchos beneficios, como por ejemplo mejorar el sistema inmune, prevenir el decaimiento en estados depresivos.

Por si fuera poco, también es usada para absorber otras vitaminas y minerales significativos como el calcio y el zinc.

Es importante considerar a la vitamina D como un gran aliado de todos aquellos que buscan perder peso. Además mejora la salud de la piel y nos permite tener cuerpos y cerebros más saludables.

¿Conoces la importancia de esta vitamina? Descubre a continuación cómo subir la vitamina D.

Aprende cómo subir la vitamina D

¿Son mis niveles de vitamina D óptimos?

Aunque a nivel mundial se considera que la mayoría de las personas obtienen niveles adecuados de esta vitamina, existe la probabilidad de que no sea así. De ser así, probablemente necesites saber cómo subir la vitamina D.

Una de las maneras en las que nuestro organismo está anunciando que tenemos una decadencia de dicha Vitamina, puede ser, por ejemplo, una sudoración excesiva cuando hacemos ejercicios, incomodidades estomacales o estados emotivos bajos.

Así que, si notas que estas sudando más de lo usual en tu ropa de ejercicios, tu estomago no está digiriendo los alimentos como de costumbre o te sientes decaído o triste, puedes tomar medidas antes de que la situación se agrave.

Para ello puedes tomar más el sol y revisar  tu alimentación.

Ten en cuenta que los niveles recomendados de esta vitamina en nuestro organismo, dependen de la edad y se miden en unidades internacionales (UI) a ser cumplidas diariamente, de la siguiente manera:Bebes (-12 meses): 400UI

-Niños (1-13 años): 600UI

-Adolescentes y Adultos (14-70 años): 600UI

-Adultos mayores (+71 años): 800UI

Formas de aumentar la vitamina D

Como subir la Vitamina D fácilmente

¿Cómo subir la vitamina D? Pues bien, la vitamina del sol, como a veces es llamada, puede ser producida cuando nos exponemos directamente a la luz del solar.

De hecho esta es la principal manera de subir nuestros niveles de vitamina D.

Lo mejor para esto es tomar el sol durante las primeras horas de la mañana. Todo con el fin de obtener los beneficios derivados de esta vitamina, sin poner en riesgo nuestra piel ante la amenaza posibles quemaduras.

También, podemos aumentar nuestros niveles de vitamina D comiendo algunos alimentos que la contengan.

La vitamina D no se encuentra fácilmente en los alimentos de forma natural. Por el contrario, son pocos los que la contienen.

Es por ello que la industria se ha encargado de ofrecernos alimentos fortificados. A estos alimentos se les adiciona esta vitamina, para de esta forma contribuir a que tenga mayor presencia en nuestra dieta.

Entonces, ¿ya sabes cómo subir la vitamina D? Además de hacerlo de esa manera, también puede ser a través de alimentos ricos en vitamina D.

Alimentos que contienen vitamina D

Existen algunos alimentos que contienen naturalmente la vitamina solar:

Pescados grasos

Entre algunos pescados grasos encontramos el salmón, el atún y la caballa.

Tomando por ejemplo el salmón, un filete de este pescado nos podría aportar hasta 450UI de vitamina D, lo cual nos permitiría cubrir un 70% de nuestra necesidad diaria.

Incluso en sus presentaciones enlatadas, los pesados como el atún conservan sus propiedades como fuentes de vitamina D.

Alimentos que aumentan la vitamina D

Hongos

Los hongos, en especial aquellos que crecen bajo el efecto de rayos ultravioletas, podrían aportarnos hasta 400UI por taza.

Así que si eres vegetariano, o quieres agregar más variedad a tus platillos, los hongos son tu mejor opción como fuente de vitamina D.

Cómo subir la vitamina D fácilmente

Queso

El queso Ricotta, por ejemplo, es gran fuente de estas vitaminas, incluso 5 veces más que los otros quesos.

Yema de huevo e hígado de res

Una vez cocido un hígado puede contener hasta 50UI de vitamina D, además esta proteína nos va a ofrecer vitamina A y hierro.

La yema de huevo, la cual es muy popular para desayunos y recetas de postres, se ha demostrado que contiene hasta 40UI de vitamina D.

Sin embargo, considerando que el hígado y los huevos contienen grandes cantidades de colesterol, no se recomiendan como principal fuente de vitamina D.

Mejores alimentos para subir la vitamina D

Los alimentos fortificados

Alimentos fortificados como la leche, el cereal, el yogurt y el jugo de naranja también son fuentes de esta vitamina tan importante.

La leche fortificada nos puede proveer de al menos unos 100UI.

El yogurt contiene unos 80UI.

El jugo de naranja fortificado tiene un contenido redondeado en 100UI.

Al momento de escoger estos alimentos debemos revisar las etiquetas, para cerciorarnos de estar escogiendo un producto fortificado que nos permita cubrir nuestra ingesta diaria de la vitamina D.

Suplementos de Vitamina D

Los suplementos encapsulados de la vitamina nos pueden ayudar a alcanzar nuestros niveles diarios requeridos.

Además es una manera muy eficiente de subir nuestros niveles, sin exponernos a sufrir quemaduras o daños por exposición prolongada a la luz solar.

Ver también: Suplementos de Vitaminas.

Beneficios de la Vitamina D

La también conocida bajo el nombre de vitamina solar, tiene muchos beneficios para la salud, juega un rol importante en la prevención de enfermedades y en el mantenimiento del estado físico.

Mejora la pérdida de peso

Si estás buscando inclinar la balanza a tu favor, es importante que consideres subir los niveles de vitamina D en tu organismo.

Esto debido a que se ha comprobado, que esta vitamina puede ser un excelente aliado cuando se busca  perder de peso, pues una de sus propiedades más relevantes es que tiene efecto como supresor del apetito.

Reduce la depresión

Esta vitamina tiene la capacidad de generar reacciones químicas que influyen en la regulación de los estados de ánimo bajo.

Esto llega a ser útil para prevenir la ansiedad y la depresión.

Huesos y dientes más fuertes

La deficiencia de Vitamina D puede ocasionar una pérdida de densidad ósea, que a la larga podría resultar en el desarrollo de enfermedades más severas como la osteoporosis.

De igual forma, al actuar como absorbente de muchos minerales (como el calcio) nos permite tener huesos y dientes más resistentes.

En este sentido, manteniendo nuestros niveles óptimos podemos evitar sufrir de afecciones como: dolor en los huesos, debilidad muscular.

Además al tener huesos fuertes, es menor la probabilidad de que tengamos fracturas.

Mejora el sistema inmune

Muchos investigadores condicionan la deficiencia de vitamina D con varias condiciones médicas como la diabetes, la presión arterial alta y enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple.

Además, se habla de la vitamina D como una herramienta para combatir enfermedades, como el resfriado común, debido a que mejora las defensas del organismo.

Contraindicaciones

El exceso en el consumo de vitamina D puede traer complicaciones de salud.

Una dosis muy alta, es decir, por encima de las cantidades diarias recomendadas, ya no resultaría beneficiosa sino perjudicial.

Al ser utilizada como absorbente de calcio y otros minerales, el exceso de vitamina D en la sangre trae consigo niveles elevados de calcio.

La hipercalcemia o niveles anormalmente altos de calcio en la sangre pueden ocasionar daño en los tejidos blandos, los riñones y los huesos con el tiempo.

Además los niveles muy elevados de vitamina D pueden ocasionar otros problemas de salud, como el estreñimiento, la deshidratación, fatiga, debilidad muscular, aumento de presión alterar y ganas constantes de orinar.

Por esto, es muy importante prestar atención a la dosis de vitamina D que tomamos, y que tratemos de no exceder las 2000UI diaria de la misma.